SUGAR IN THE MORNING, SUGAR IN THE EVENING, SUGAR AT SUPPERTIME

DULCE, DULCE, DULCE/COMO EL DULCE DE LECHE por OSVALDO PEUSNER 21 septiembre 2017 Varios años atrás, una conocida empresa de golosinas de nuestro medio inició una campaña para fomentar sus ventas a la que denominó “semana de la dulzura”. Trataba de establecer así un período en el que el público comprara dulces para regalarle a sus parejas, parientes, conocidos y amigos. Por supuesto, las ventas de la empresa, así como las de otras empresas del rubro, crecieron mientras el público se endulzaba y engordaba. Tal vez, el resultado no fue muy bueno en el plano de la salud, pero sí lo fue en el de las relaciones humanas. Hubo encuentros y reencuentros porque… ¿a quién no le gusta recibir un presente dulce, ya sea un caramelo, un bombón, un chocolate o un budín? Un presente dulce como el azúcar.
¿Azúcar dulce? Todos sabemos que el azúcar es una sustancia muy dulce, especialmente cuando nos llega en terrones o en sobres para endulzar nuestros cafés y tés. Si miramos un poco más allá de nuestras tazas, vemos que nuestro sabor está impregnado de otros elementos. Antes de que existiera la moda de endulzar los alimentos y los brebajes con azúcar de caña se usaba la miel, cuya obtención a partir del trabajo de las abejas era una actividad de riesgo y de resultados imprevisibles. A partir de la aparición de la caña de azúcar en la India, antes del siglo VIII a.C., comienza una nueva forma de producción y de uso del azúcar que adquiere importancia cuando los indios descubren un método para convertir al jugo de la caña en cristales granulados de azúcar fáciles de almacenar y transportar. Por una vía religiosa y con los desplazamientos de los monjes budistas, tanto el cultivo como la granulación del azúcar pasaron desde la India hacia la China. Por una vía comercial, el azúcar de la India también alcanzó al Oriente Medio, donde se incorporó a las comidas y a los postres. Por una vía bélica, cuando los cruzados volvieron de Tierra Santa a Europa, trasladaron el azúcar con ellos. Por una vía afectiva, el azúcar se introdujo en El Nuevo Mundo cuando, en agosto de 1492, la relación sentimental de Cristóbal Colón con Beatriz de Bobadilla, al quedarse un mes en las Islas Canarias preparando su expedición, “ella le dio unas cañas de azúcar, que fueron las primeras en llegar a América”.​ Hasta aquí, la parte dulce de la historia del azúcar.
La parte trágica comienza con la primera zafra en la isla La Española en 1501; desde entonces surge la demanda de obra barata que los españoles, portugueses, holandeses, franceses y británicos resuelven “importando” entre 11 y 20 millones de esclavos negros desde el África subsahariana durante los siglos XVI y XIX. Todos ellos llegaron para realizar las tareas más duras en minería, en las plantaciones, en la construcción y en los hogares de América. Si bien existieron otros destinos africanos, europeos y asiáticos para los esclavos africanos antes que el atlántico, y aún teniendo en cuenta que sólo una parte de ellos fue enviado a trabajar en las plantaciones de caña americana, debemos recordar que cada grano de dulzura se consiguió con el trabajo forzado de millones de seres humanos, de color diferente y contextura más vigorosa que la nuestra, que habían tenido la desdicha de perder la libertad durante luchas y guerras en sus tierras natales. ¿Tan horrible es la historia del azúcar?
Sí. La historia del azúcar está plagada de millones de víctimas de la esclavitud en Brasil, México, Colombia, India, Pakistán, indonesia, China, Tailandia, etc. Por otra parte, esta misma historia también cuenta con muchos individuos que no sólo supieron de la esclavitud sino que supieron beneficiarse con ella al punto de acumular grandes fortunas; algunos de estos “afortunados” fueron más lejos aún y se convirtieron en filántropos, es decir, según el diccionario etimológico en “amantes del hombre”, gente capaz de entregar parte de sus bienes (o todos ellos) a otros seres humanos para mejorarles el nivel de vida; por fin, hubo unos pocos que lograron aprovechar la situación para enriquecerse, mejorar el nivel de otros y embellecer la vida de la humanidad. Quizás el más destacado entre estos exponentes fue el señor Henry Tate, de la compañía Tate & Lyle, fabricante de terrones de azúcar en sus refinerías en Liverpool y Londres desde 1872, quien donó 65 obras de arte de su propiedad más una cantidad importante de dinero para que el gobierno iniciara la Galería Nacional de Arte Británico, la famosa galería Tate Britain.
Al terminar el trayecto, vemos que nuestra vasta civilización puede colocar, en un solo sobre de azúcar, mucha dulzura, sangre, llanto, muerte y arte.

PERFIL/PROFILE
¿Quién es Osvaldo? Who is Osvaldo?
o (Si llegara a leerme demasiado tarde)
or (if you happen to read me a bit late)
¿Quién fue Osvaldo? Who was Osvaldo? (but don't get sad yet)
Osvaldo recibió tres títulos del M.I.T.: uno laboral, en ingeniería química; otro secante, en Filosofía, y otro humectante, de guardavidas de la Cruz Roja Internacional. Valga aclarar que nunca salvó a nadie.
Osvaldo obtained three degrees at M.I.T.: a major one in Chemical Engineering, a minor one in Philosophy, and a medium one in Lifesaving. Of course, he never saved anybody’s life.
Osvaldo practicó el humor antes del despido en sus variadas actividades:
Osvaldo practiced humour before he was fired from the numerous jobs and activities that he engaged in and we list below:
- como profesor de Humor en la Literatura en el MUSEO MALBA,
- Professor of Literary Humour at the MUSEO MALBA (Argentina’s MOMA),
- como Director de ingreso del I.T.B.A. entre los años 2000 y 2003 y profesor de Dirección de Proyectos durante 8 años en la misma institución,
- Dean of Admissions from 2000 to 2003 at the Buenos Aires Institute of Technology and full professor in Project Management during 8 years at the same institution,
- como Gerente de proyectos de la Organización TECHINT durante 10 años,
- Project Manager during 10 years at Techint, the largest engineering, procurement, and construction company in Argentina,
- como director de producción de la MINA ÁNGELA, yacimiento de oro, plata, cobre, plomo y zinc en la Patagonia, donde ni siquiera supo hacerse rico,
- Production Manager at MINA ÁNGELA, a gold, silver, copper, lead, and zinc mine where he didn’t become rich at all,
- como ingeniero en procesos de nylon de DUCILO (Du Pont Arg),
- Process engineer at DUCILO’s (DU PONT fibers) nylon factory in Berazategui, State of Buenos Aires, where he studied women’s stockings and underwear rather than women themselves,
- como profesor de Teoría del conocimiento y Metodología de la investigación en la U.T.N. Gral Pacheco, que durante su gestión se llamaron Teoría de la Ignorancia,
- Professor in Theory of Knowledge (Episthemology) at the UTN (National Technical University) graduate school, a course familiarly identified as Theory of Ignorance during his times,
- como escritor de fracasados libros y aburridos artículos, que actualmente están ubicados en las mesas de liquidación del Parque Rivadavia,
- writer of various unreadable books and many most boring articles,
- como columnista radial en FM CULTURA y RADIO DE LA CIUDAD, donde gracias si, por distracción, lo escuchaba algún colega de la mesa,
- radio commentator for FM CULTURA and AM RADIO DE LA CIUDAD,
- como coordinador de talleres literarios de niños, adolescentes y grandes,
- coordinator of literary worshops for children, teenagers and adults,
- como jugador de vóleibol de primera división de Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires, donde aprendió a vivir a los pelotazos.
- first division volleyball player for Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires, one of the four top teams in the local league.

Dejar una Respuesta

Necesitás ingresar para publicar un comentario.