LA VIGENCIA DEL POETA EN EL TERCER MILENIO

Canto a Cándida

o

El cuento de Cándido

(Bernard Shaw o Voltaire)

por Osvaldo Peusner

1° febrero 2014

 

Nunca pensé que volverían a ocurrirme los mismos hechos al cabo de ciento veinte años de vida, pero créame que fue así, aunque el lapso le resulte a usted increíble. Ya verá que el tiempo de los poetas es diferente del tiempo de los científicos, fundamentalmente, desde que William Blake dejó su reloj para que lo usaran los más tontos (1).

La historia comienza en 1895 con Cándida de Bernard Shaw (2) permaneciendo junto a su marido, el reverendo Morell, en lugar de fugarse conmigo hacia una vida sin prosas y sin prisiones (3). “Me quedo con el más débil de los dos”, había dicho la diosa desde su pedestal y así, en un mismo instante, nos había demolido  a Morell y a mí; a él, porque se creía el fuerte de la historia por conjugar una sólida imagen victoriana con un perfume progresista; a mí, porque me sentía el frágil por haber dejado que mis versos regresaran hasta el límite después de haberlo superado (4) con creces. Entendí inmediatamente el mensaje de Cándida sin poder retirarme antes de escuchar la infaltable justificación, medida por medida (5), de aquella magnífica mujer. “Cuando yo tenga treinta, ella tendrá cuarenta y cinco. Cuando yo tenga sesenta, ella tendrá setenta y cinco.” Más próximo a Leibniz que a Newton, mi cálculo me bastó para responderle “en cien años tendremos la misma edad”. Y me fui de allí con mi secreto guardado en el corazón.

Pero fui impuntual para el retorno. ¿Cómo no serlo si no tenía siquiera un reloj?, me dirán. Llegué con veinte años de demora y ya no la encontré a Cándida sino a una de sus descendientes, la divina  Candela. Al verla recordé que la “exuberancia es la belleza” (6) y ¡qué belleza! Pero también recordé que, otra vez, esta vez por exceso, la edad jugaba en mi contra. “El camino del exceso lleva hacia el palacio de la sabiduría” (7), pensé. También pensé que la sabiduría no parecía interesarles excesivamente ni a las mujeres ni a los hombres de esta época. Me encontré pujando contra un joven terrenal, todo terreno, dos décadas menor que yo (8), que en esta ocasión, había desplegado sus mejores recursos ante Candela: virtudes en container, estabilidad en comprimidos, cultura en charters, atletismo en monitores, naturaleza en lotes e imaginación en pantallas. Jugué entonces la única ficha que se me ocurrió; le ofrecí sólo mi vida o mi vida solitaria. TLD registry . Candela nos miró a los dos pretendientes y, con su rostro encendido a la manera de las estrellas (9), nos dio su veredicto: “me quedo con el más viejo de los dos”. El nuevo Morell maldijo con el verbo y con el puño mientras yo, comprendiendo mi segundo fracaso, partía hacia la noche con el viejo secreto blindado en mi corazón.

En ciento veinte años más llegará Canela, mi nueva oportunidad. Espero aprovecharla para no tener que escribir por tercera vez.

A Lucas, un poeta del tercer milenio

 

1)              Blake, William; Proverbs of Hell: The hours of folly are measur’d by the clock; but of wisdom, no clock can measure.

2)              Cándida, Plays Pleasant, Bernard Shaw, 1895. Cándida es el personaje protagónico de la obra junto al reverendo James Morell, su marido y Eugene Marchbanks, el poeta.

3)              Blake, William, Proverbs of Hell: Prisons are built with stones of law, brothels with bricks of Religion.

4)              Blake, William, Proverbs of Hell: You never know what is enough unless you know what is more than enough.

5)              Shakespeare, W., “Medida por medida”, obra teatral. El nombres podría haber surgido de San Mateo 7:2: “…porque con el juicio con que juzgáis seréis juzgados, y con la medida con que medís se os medirá”

6)              Blake, William, Proverbs of Hell: Exuberancia is Beauty.

7)              Blake, William, Proverbs of Hell: The road of excess leads to the palace of wisdom.

8)              Por cuestiones puramente literarias elijo dos décadas y no veintidós años, la diferencia de edad precisa entre las edades del reverendo Morell y el poeta Marchbanks.

9)              Blake, William, Proverbs of Hell: He whose face gives no light, shall never become a star.

 

PERFIL/PROFILE
¿Quién es Osvaldo? Who is Osvaldo?
o (Si llegara a leerme demasiado tarde)
or (if you happen to read me a bit late)
¿Quién fue Osvaldo? Who was Osvaldo? (but don't get sad yet)
Osvaldo recibió tres títulos del M.I.T.: uno laboral, en ingeniería química; otro secante, en Filosofía, y otro humectante, de guardavidas de la Cruz Roja Internacional. Valga aclarar que nunca salvó a nadie.
Osvaldo obtained three degrees at M.I.T.: a major one in Chemical Engineering, a minor one in Philosophy, and a medium one in Lifesaving. Of course, he never saved anybody’s life.
Osvaldo practicó el humor antes del despido en sus variadas actividades:
Osvaldo practiced humour before he was fired from the numerous jobs and activities that he engaged in and we list below:
- como profesor de Humor en la Literatura en el MUSEO MALBA,
- Professor of Literary Humour at the MUSEO MALBA (Argentina’s MOMA),
- como Director de ingreso del I.T.B.A. entre los años 2000 y 2003 y profesor de Dirección de Proyectos durante 8 años en la misma institución,
- Dean of Admissions from 2000 to 2003 at the Buenos Aires Institute of Technology and full professor in Project Management during 8 years at the same institution,
- como Gerente de proyectos de la Organización TECHINT durante 10 años,
- Project Manager during 10 years at Techint, the largest engineering, procurement, and construction company in Argentina,
- como director de producción de la MINA ÁNGELA, yacimiento de oro, plata, cobre, plomo y zinc en la Patagonia, donde ni siquiera supo hacerse rico,
- Production Manager at MINA ÁNGELA, a gold, silver, copper, lead, and zinc mine where he didn’t become rich at all,
- como ingeniero en procesos de nylon de DUCILO (Du Pont Arg),
- Process engineer at DUCILO’s (DU PONT fibers) nylon factory in Berazategui, State of Buenos Aires, where he studied women’s stockings and underwear rather than women themselves,
- como profesor de Teoría del conocimiento y Metodología de la investigación en la U.T.N. Gral Pacheco, que durante su gestión se llamaron Teoría de la Ignorancia,
- Professor in Theory of Knowledge (Episthemology) at the UTN (National Technical University) graduate school, a course familiarly identified as Theory of Ignorance during his times,
- como escritor de fracasados libros y aburridos artículos, que actualmente están ubicados en las mesas de liquidación del Parque Rivadavia,
- writer of various unreadable books and many most boring articles,
- como columnista radial en FM CULTURA y RADIO DE LA CIUDAD, donde gracias si, por distracción, lo escuchaba algún colega de la mesa,
- radio commentator for FM CULTURA and AM RADIO DE LA CIUDAD,
- como coordinador de talleres literarios de niños, adolescentes y grandes,
- coordinator of literary worshops for children, teenagers and adults,
- como jugador de vóleibol de primera división de Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires, donde aprendió a vivir a los pelotazos.
- first division volleyball player for Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires, one of the four top teams in the local league.

Dejar una Respuesta

Necesitás ingresar para publicar un comentario.