CUENTOS MARAVILLOSOS PARA INFANTES MÁS MARAVILLOSOS AÚN

 

Transformación

por Osvaldo Peusner

2 de diciembre 2013

 

Sólo un beso de amor podía devolver sus formas humanas a la Bestia. Pero la Bestia vivía en la soledad de su castillo, escenario nada adecuado para una transformación. Además, ¿por qué no decirlo?, la Bestia era simultáneamente bestial en su aspecto y en su comportamiento.

¿Cómo acercarle, entonces, una joven para dar curso a la Historia? ¿Cómo hacer que la joven lo quisiera, cuando él mismo renegaba de sí mismo? Difícil, casi imposible, aún en un cuento de hadas. Pero conservemos la esperanza pues, me adelanto, al fin hubo un beso y fue un beso de la Bella hacia la Bestia, según la necesidad literaria más tradicional. Fue al cabo de muchos gritos, tormentas, luchas y heridas, con la Bestia caída y sin conocimiento, que la Bella se abalanzó sobre el cuerpo de su antiguo carcelero y fijó sus labios en los de él. Así y allí comenzó la esperada transformación.

Al volver la calma a la escena, al despejarse las lluvias y los fogonazos multicolores de Disney, la felicidad descendió sobre la pareja. Desde entonces, la Bestia y el Bestia, rodeados de bestezuelas, viven contándonos su bestial historia.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………….

El pie de la Cenicienta

por Osvaldo Peusner

2 de diciembre 2013

     Luego de haber cometido sus dolorosos errores, las dos hermanastras vieron el pie de la Cenicienta dentro de la zapatilla diminuta y decisiva. Recién lavada su cara y sus manos, la joven extendió la mirada hacia el pretendiente quien, feliz tras haber cumplido su misión, se fue, tan solitario como había llegado, sin dejar de murmurar: ¡lástima que no se lavara ese bello pie!

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………….

Hociqueando

por Osvaldo Peusner

2 de diciembre 2013

 

” El cuento de Piel de Asno es difícil de creer; pero mientras en el mundo haya niños, madres y abuelas, se conservará memoria de él.”     Charles Perrault

Esta cita de Perrault revela que ni  siquiera el autor creyó en la verosimilitud de su propio cuento. No es para culparlo. ¿Quién podría admitir, espontáneamente, la variedad de rarezas que ocurren en el antiguo argumento? Desde la oportuna muerte de la reina, pasando por la calentura del rey hacia su propia hija (1), los errados consejos del hada madrina, la ejecución del burro favorito de la corte, la huída de la niña oculta y envuelta en la piel del jumento, la habilidad de la princesa para convertirse en fregona (2) y, por último, la agudeza del príncipe para descubrirla y desposarla. Muchas casualidades, incluso para un cuento de hadas. Por fortuna, un criado del palacio llegó a presenciar el memorable encuentro y lo registró en estos términos: luego de acercarse a Piel de Asno, el príncipe le tomó la delicada mano, ella dejó caer el disfraz que tanto la afeaba… miró entonces a los ojos del príncipe…  le sonrió… y le declaró su amor con un terminante  y poético: ¡Hi! ¡Ho!

1) Mucho antes de la aparición del monstruo de Viena o de nuestra variante local en Mendoza.

2) Según las agencias de empleo, más difícil aún que convertir a una fregona en princesa.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………….

                                                                                                                                                                     Ceniciento encuentro

por Osvaldo Peusner

 2 de diciembre de 2013

 

“Vuelve a mirar, vuelve a mirar,/ la zapatilla no le va apretando,/ la zapatilla no está sangrando, a la verdadera novia llevas a tu hogar.”

 

Así, felizmente, concluye la historia de la Cenicienta, luego de un azaroso trámite. Ya rechazadas las dos hermanastras por el príncipe, sólo faltaba que la Cenicienta compareciera en la sala.  Ella “se lavó primero las manos y la cara; luego entró en la habitación y se inclinó ante el príncipe, quien le tendió el zapato de oro.  Entonces se sentó la joven en un taburete, se quitó el pesado zueco y”, desde su lugar inferior, confundió el rumbo de la manita derecha que atrapó, ¡Oh, destino!, el noble bulto genital del príncipe. Entonces “el príncipe la miró a la cara, reconoció inmediatamente a la hermosa joven que había bailado con él y exclamó: – ¡Esta sí es mi verdadera novia!”

El príncipe montó a caballo de Cenicienta y las dos palomitas cantaron desde el avellano.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………….

 

Melodía interrumpida

por Osvaldo Peusner

2 de diciembre 2013

 

Las crónicas de aquellas tierras no documentan la presencia de ninguna reina o emperatriz bajo el nombre “Cenicienta”. Tampoco el Registro Nacional de las Personas detecta el cambio de ese nombre en favor de otro más colorido. En otras palabras: Cenicienta llegó a casarse con el príncipe, llegó a ser mujer, madre, matrona y anciana, siempre hermosa, como establecen los cuentos de hadas, pero no llegó a llegar porque, como  ustedes saben, en este mundo, llegar es llegar al tope: el Oscar, la Davis, el Mundial, el Guinness, Gran Hermano o Bailando.

¿Dónde quedó entonces todo el apoyo divino? ¿A quién le cantaron entonces los pájaros del avellano? ¿A quién le regalaron sus nuevos vestidos, joyas, carruajes y mensajes cantados? ¿Por qué tanto abandono luego de tanta protección? Aquí la triste historia:

Recuerden el momento en que las dos palomas, en su lenguaje e  idioma, confirmaron y celebraron la justa elección del príncipe.

“Cantaron una vez,..

Repitieron el canto,..

Cantaron una tercera.”

Cuando el príncipe las escuchó, decidió compartir los sones celestiales con su amada. Hizo detener los caballos, se excusó, tomó la escopetita verde* y, por fin y para siempre, acabó con el barullo y la colaboración de esos pájaros tan molestos.

 

* La escopetita verde también fue empleada tres veces por el cazador de “La pájara pinta”, una canción de María Elena Walsh sobre la viudez en el siglo XX.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………….

 

Regalo para la abuelita

por Osvaldo Peusner

2 de diciembre 2013

Caperucita Roja penetra en lo más denso del bosque llevando consigo una porción de torta y una botella de miel para su abuelita. En el camino encuentra al lobo y produce los hechos bien relatados por Grimm, Perrault y centenares más.

Quizás más real, una crónica sostiene que lobo, niña y abuela se reunieron en la casita bajo las encinas. Allí, el lobo tomó a Caperucita entre los brazos y le dijo a la anciana de grandes ojos, manos y dientes su horrible verdad: te la manda mi mamá.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………….

Perdidos en el bosque

por Osvaldo Peusner

2 de diciembre 2013

Dicen los textos que los padres de Hansel y Gretel tomaron una  actitud tan drástica y reprochable como la de abandonar a sus hijos en un bosque plagado de alimañas porque carecían de recursos para alimentarlos. También cuentan que Hansel fue dejando un sendero de guijarros en su trayecto de ida para encontrar, junto a Gretel, el regreso al hogar de sus inexplicablemente siempre  bienamados progenitores.

Poco después, el tema, la circunstancia y el argumento se repitieron. La luna cumplía entonces su horario. Los aullidos lobunos cubrieron la noche y la calma. Se escucharon entonces dos voces humanas, mixtas, cargadas de llanto. Cuando se apagó la última luz, la voz femenina se tornó palabra identificable: – ¡Perdidos, imbécil!, te dije que los chicos nos harían perder el rumbo.

 

PERFIL/PROFILE
¿Quién es Osvaldo? Who is Osvaldo?
o (Si llegara a leerme demasiado tarde)
or (if you happen to read me a bit late)
¿Quién fue Osvaldo? Who was Osvaldo? (but don't get sad yet)
Osvaldo recibió tres títulos del M.I.T.: uno laboral, en ingeniería química; otro secante, en Filosofía, y otro humectante, de guardavidas de la Cruz Roja Internacional. Valga aclarar que nunca salvó a nadie.
Osvaldo obtained three degrees at M.I.T.: a major one in Chemical Engineering, a minor one in Philosophy, and a medium one in Lifesaving. Of course, he never saved anybody’s life.
Osvaldo practicó el humor antes del despido en sus variadas actividades:
Osvaldo practiced humour before he was fired from the numerous jobs and activities that he engaged in and we list below:
- como profesor de Humor en la Literatura en el MUSEO MALBA,
- Professor of Literary Humour at the MUSEO MALBA (Argentina’s MOMA),
- como Director de ingreso del I.T.B.A. entre los años 2000 y 2003 y profesor de Dirección de Proyectos durante 8 años en la misma institución,
- Dean of Admissions from 2000 to 2003 at the Buenos Aires Institute of Technology and full professor in Project Management during 8 years at the same institution,
- como Gerente de proyectos de la Organización TECHINT durante 10 años,
- Project Manager during 10 years at Techint, the largest engineering, procurement, and construction company in Argentina,
- como director de producción de la MINA ÁNGELA, yacimiento de oro, plata, cobre, plomo y zinc en la Patagonia, donde ni siquiera supo hacerse rico,
- Production Manager at MINA ÁNGELA, a gold, silver, copper, lead, and zinc mine where he didn’t become rich at all,
- como ingeniero en procesos de nylon de DUCILO (Du Pont Arg),
- Process engineer at DUCILO’s (DU PONT fibers) nylon factory in Berazategui, State of Buenos Aires, where he studied women’s stockings and underwear rather than women themselves,
- como profesor de Teoría del conocimiento y Metodología de la investigación en la U.T.N. Gral Pacheco, que durante su gestión se llamaron Teoría de la Ignorancia,
- Professor in Theory of Knowledge (Episthemology) at the UTN (National Technical University) graduate school, a course familiarly identified as Theory of Ignorance during his times,
- como escritor de fracasados libros y aburridos artículos, que actualmente están ubicados en las mesas de liquidación del Parque Rivadavia,
- writer of various unreadable books and many most boring articles,
- como columnista radial en FM CULTURA y RADIO DE LA CIUDAD, donde gracias si, por distracción, lo escuchaba algún colega de la mesa,
- radio commentator for FM CULTURA and AM RADIO DE LA CIUDAD,
- como coordinador de talleres literarios de niños, adolescentes y grandes,
- coordinator of literary worshops for children, teenagers and adults,
- como jugador de vóleibol de primera división de Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires, donde aprendió a vivir a los pelotazos.
- first division volleyball player for Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires, one of the four top teams in the local league.

Dejar una Respuesta

Necesitás ingresar para publicar un comentario.